#MarchaYoSoy132 el pasado domingo 10 de junio

A manera personal.

Siempre he aprovechado mi limitado espacio en los medios de comunicación para hablar de otros. No hablo de mi y omito los YO pienso, a MI me pasó, YO creo, fue MI experiencia. No me parece válido porque no busco el protagonismo dentro de los hechos. Soy narradora.

He intentado describir para que cada espectador emita un juicio como si hubiera sido testigo. Intentando poner todas las partes involucradas. También a los verdugos les he dado espacio. Entender los motivos de las partes, cual sea que sea la historia. ¿No se trata de eso el periodismo?

Nos reiteraban sobre la objetividad en las aulas de la universidad. Analizamos que es muy compleja esa objetividad, cuando se es testigo, cada quien termina hablando como le va en la feria. Todo esto era teoría.

La objetividad depende de quien pague al medio. Hay medios a los que les paga su propio prestigio de veracidad y hay medios coludidos que con una buena cuota cambian u omiten realidades.

Estos párrafos iníciales, son el preámbulo, la justificación del por qué una periodista declara abiertamente que #YoSoy132.

YO SOY, como todos los mexicanos, un ser que recibe mentiras de los medios de comunicación predominantes. Aun con el televisor apagado, aun ignorándolos no faltaban en la comida, trabajo o cualquier contacto en la calle que citara a las noticas de Loret, López Doriga, Alatorre o cualquier emisario de las televisoras. Yo misma trabajé en uno de esos medios y se de su relevancia y altos raitings. La gente que consume televisión cree fervientemente lo que ve.

Y es que en México no se lee, por eso la importancia de los medios audiovisuales. 2.9 es el promedio de libros al año. El dato aterrador es que 39 millones de mexicanos no comprenden lo que leen, más los que no saben.

Con tendencia mundial, los jóvenes ya no creen en instituciones, no creen en la política, han crecido en crisis, en una tambaleante idea del futuro y más que nunca son apartidistas. Cuando se habla del ejercicio electoral, del sufragio, se aclara que se hará por tal o cual candidato, no se habla de partidos. Se habla de personas y la tendencia está marcada sobre las preferencias de la población.

¿Que están haciendo esos medios de comunicación? Desprestigiar a los que se quejan, planear un fraude como el que vivimos hace 6 años, justificar ya con anterioridad que el candidato de derecha, Enrique Peña Nieto, quiere llegar por imposición.

Las encuestas amañadas son peligrosas porque pueden definir a los indecisos, mientras siguen produciendo mentiras, surgen cada vez más informaciones de las corruptelas, los concubinatos, de las represiones. Son otros tiempos y tenemos nuevos medios. Esta vez, no nos van a arrebatar la esperanza, esta vez no estamos divididos.

#YoSoy 132, tú eres 132 y vamos a romper con las cadenas.