dispositif pinel 2018

Nueva York: Manifestación por la democracia en México

defiscalisation 2018

Este sábado 19 de mayo se esta convocando a los mexicanos residentes en Nueva York y el área triestatal, y a todos quienes creen en la democracia en Latinoamérica, a realizar una protesta como apoyo a las manifestaciones en México contra del regreso del PRI al poder y en solidaridad con el movimiento #Yosoy132. El evento se llevará a cabo en Union Sq. a las 7 p.m.

El PRI mantuvo un sistema político autoritario en México por más de 70 años, y existe el peligro de que llegue nuevamente a la presidencia, ahora mediante la figura de Enrique Peña Nieto.

En una expresión ciudadana NO PARTIDISTA manifestamos repudio total a:

1. La manipulación de los medios de comunicación para fomentar la ignorancia y la desinformación de los mexicanos durante la campaña electoral.
2. El uso de la represión y la violencia que el PRI ha utilizado como estrategias políticas fundamentales. Los mexicanos tenemos memoria.
3. El saqueo de las arcas públicas que el PRI ha realizado con impunidad por más de 70 años.
4. La corrupción, el clientelismo y la protección al crimen organizado que ha caracterizado la forma de hacer política del PRI.

México merece una verdadera democracia, no un retroceso a un sistema autoritario basado en la ignorancia, le dispositif pinel la pobreza y la apatía.

En suma, exigimos que las elecciones y los políticos giren en torno a los ciudadanos, y no que la ciudadanía sea rehén de los políticos.

Por el derecho a la información.
Por una democracia real en México.

Qué traer: pancartas y letreros críticos.

Qué no traer: Pancartas en apoyo a partidos políticos.

Manifiesto #YoSoy132

Horas antes de una marcha convocada por los estudiantes de Televisa Chapultepec a las instalaciones de la Segob, éste texto circulaba por las redes sociales bajo el hashtag #YoSo132. Aquí lo públicamos íntegro:

loi pinel

Somos estudiantes. Somos un antiguo minero, o un joven rebelde, o una burguesa guapa. Somos lo que ustedes no son.

Nosotros venimos de las redes, de un mundo de ceros y unos, de un mundo que no conocen y que nunca manipularán.

No queremos el mundo tuerto que los medios construyen cada día para distraernos mejor.

Somos los que no encontraron la salida y se perdieron en las escaleras de emergencia. Somos el México que despertó.

No nos creemos las clarinadas de la victoria: “La democracia ha ganado”, “La historia se ha acabado”, “Triunfa la libertad”, “El mercado está abierto”.

Nosotros nacemos del silencio, lejos del bullicio de nuestras manifestaciones. Somos los que balbucean consignas en contra del poder. Nuestra ideología, erra, vagabundea.

Somos los expatriados, los que no creen en las fronteras ni en los pasaportes. Somos amigos de lo clandestino, parias que copian software, música y libros y los distribuimos en todo el mundo.

Somos los que conjuran un mejor país, hombres y mujeres partidos en varias lenguas, en muchas culturas y pensamientos.

Somos los desesperados, los que refrescan el timeline cada cinco minutos. Somos la nostalgia de revolución de nuestros padres. Somos la nostalgia de un futuro que podría ser.

Creemos que la protesta pertenece al pasado, pero también creemos que la protesta contra el orden es el fundamento del orden nuevo.

Somos un camino, una desviación.

Un Primero de mayo vital

defiscalisation pinel

El Primero de mayo fue una oportunidad de tomar la ciudad y habitarla fuera de los circuitos y los vicios del Trabajo. Salimos para cerciorarnos que Nueva York y Manhattan, gran meca del capital, no sólo es edificios, bancos y corporaciones sino también un espacio poblado por humanos que cantan, escriben, pintan, enseñan, meditan, se levantan y sacuden las estructuras de la desigualdad.

El trabajador no es sólo el que produce dinero sino el que canaliza su fuerza y energía por el bien estar de los suyos. Por eso celebramos. Salimos a la calle para encontrarnos. Para re-pensar la posibilidades de la realidad común y accionar con esfuerzo y creatividad. No podemos olvidar los atropellos de la historia y las manipulaciones de los sistemas de poder y el media. Conocer de ello no da el aplomo necesario para hacer presencia y debatir. Eso hicimos.

Los que participamos de las innumerables actividades del Primero de Mayo nos vimos envueltos en calles llenas de vitalidad compartiendo ideas, melodías, textos, materiales e imágenes. Así no puede ser la ciudad del día a día, nos hacen pensar. Pero mirando hacia adentro sabemos que esa es la verdadera razón por la cual trabajamos en esta urbe cosmopolita. Para poder alcanzar al otro, para conocer y aprender con el otro, para expresarnos junto al otro. Esa es la ciudad que queremos.

La labor de los movimientos de ocupación en Virginia es hacerse de espacios y de entenderse en comunidad. Es una labor ardua y continua indefinidamente, una práctica existencial. Ser parte del 99%, trabajar y luchar por el 99% es identificar quienes somos, quien nos rodea, con quien compartimos, observar las infinitas caras y empezar a reconocer vivencias que nos unen, tareas que queremos llevar a cabo juntos. El Primero de mayo permitió a esta ciudad, muchas veces desapegada y conformista, a verse reflejada, unos con otros, en sus distintas tribus y aún más, a saberse parte del mundo.